¿Por qué todos los coches y SUV de Peugeot terminan en 8?

Hasta ahora, las generaciones de Peugeot crecían en número, pero parece que el “8” ha terminado con esa inercia. Te contamos todos los detalles.
¿Por qué todos los coches y SUV de Peugeot terminan en 8?

El 8, ¿número de la suerte para Peugeot?
El 8, ¿número de la suerte para Peugeot?
El 8, ¿número de la suerte para Peugeot?
El 8, ¿número de la suerte para Peugeot?

El número 8 siempre ha sido motivo de curiosas teorías sobre la buena suerte, su representación en la naturaleza o utilizado en cuentos y leyendas. Trasladado al mundo del automóvil, asistimos a la curiosidad de que Peugeot también se ha interesado por esta cifra, pues sus coches han dejado de escalar números y ahora todos sus modelos terminan en 8.

Con los años hemos visto cómo los franceses habían ido sumando números en sus nuevas generaciones con cada Peugeot que salía al mercado, pero el proceso parece haberse detenido en un punto en el que todos sus coches y SUV terminan en 8. Estrategia de márketing o pura casualidad, el 8 siempre ha sido protagonista por unos u otros motivos.

NÚMERO 8, SIMETRÍA PERFECTA

Algunas de las teorías que relacionan al número 8 con los vehículos Peugeot aseguran que la marca tomaría como referencia la simetría de este número. Es el único que se puede colocar verticalmente como se quiera, pues el número leído es el mismo. Además, el rectángulo áureo, que sirvió para definir la “divina proporción” por Fiobinacci, también tiene al número 8 como perfecto.

A ello se suma que si tumbamos el número 8 en horizontal, obtenemos el símbolo de infinito, acentuado en los SUV de la marca francesa por los dos 0 que separan el primer número del último: 2008, 3008, 5008. Unidos los dos ceros se ofrecería el mismo resultado de infinito que, además, combinaría con el famoso 8. Es, por tanto, la búsqueda por la permanencia.

Peugeot 2018

Haciendo referencia a la naturaleza, también hay quien considera que el número 8 se encuentra en el origen de la vida, pues compara las cadenas del ADN con infinitas sucesiones de números 8. Y, en una utilización del número en nuestro día a día, es un ejemplo perfecto de simetría y equilibrio: las patas y ojos de la araña, los tentáculos del pulpo o, en una esfera más humana, los peones del ajedrez o la bola negra del billar.

NÚMERO DE CULTO EN CHINA

Aunque, también hay quien ve un trasfondo mucho más comercial. El número 8 en china se pronuncia muy parecido a “riqueza” y “prosperidad”, por lo que se cree que aporta buena suerte y eso, en una sociedad tan supersticiosa, origina un buen número de curiosidades.

Hay gente que paga fortunas por vivir en el número ocho de una calle en concreto, en la planta número ocho o por matrículas de coche que terminan en ocho. Pero, ni si quiera, las instituciones están lejos de la influencia del número 8. Los juegos Olímpicos de Pekín se inauguraron el 8 de agosto de 2008 a las 8 horas de la tarde, 8 minutos y 8 segundos.

Sea como sea, seguro que la elección del número 8 no es casual y que los publicistas de la firma tienen mucho que ver en la decisión final.

Fuente: Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *